Estética dental

estetica-dental

Los labios junto con los ojos, son las estructuras más expresivas de la cara. Lo ideal es que al sonreír, en la arcada superior aparezcan todos los incisivos, caninos y hasya el segundo premolar, incluso a veces, el primer molar. Esta curva de la sonrisa puede verse diferente según el tamaño y forma de nuestros dientes.

La odontología estética o cosmética es una especialidad de la Odontología que soluciona problemas relacionados con la salud bucal y la armonía estética de la boca en su totalidad.

Los tratamientos estéticos incluyen desde el blanqueamiento dental hasta la corrección de problemas de apiñamientos con ortodoncia, la rehabilitación con carillas de porcelana estéticas, reconstrucción de bordes incisales y coronas de zirconio, coronas sin metal tipo feldespáticas o disilicato de litio, compomeros …

Carillas de porcelana

Se puede modificar el tamaño, forma y color de nuestros dientes con este tratamiento mínimamente invasivo, colocando unas finísimas láminas de porcelana de 0,5 mm de grosor, con la forma, tamaño y color deseado

Coronas de zirconio

Es un material completamente blanco, sin metal debajo, con el que se puede restituir la forma del diente, ya sea por fracturas o tratamientos reconstructivos. Es un material de alta biocompatibilidad, estética, y resistencia, siendo un tratamiento de larga durabilidad.

Coronas sin metal

Composites y compómeros

Blanqueamiento dental: es un proceso mediante el cual se consigue aclarar el color del esmalte de dos a tres tonos. Los dientes que se pueden aclarar son los que se han oscurecido por hábitos como el tabaco, café o infusiones, o bien los dientes que tienen un esmalte con una coloración más amarillenta. El color grisáceo de los dientes con tinciones por medicamentos, como puede ser la tetraciclina, son menos susceptibles a estos tratamientos.

El tratamiento se realiza mediante la aplicación de un gel en clínica, o bien un tratamiento ambulatorio en casa. Este gel es totalmente inocuo para el diente y sólo penetra en la capa externa del diente, el esmalte. El único efecto secundario puede ser una ligera sensibilidad dental, que en todos los casos es transitoria. El resultado puede durar varios años, dependiendo del mantenimiento y hábitos del paciente.

Empieza a escribir y pulse Intro para buscar